0
octubre 19, 2012 Por Tahúr Manco en Figuras

La historia de MASTERS DE UNIVERSO (MOTU) de Mattel. HE-MAN y Skeletor

Masters del Universo (MOTU en sus siglas en inglés Masters of the Universe) es una popular franquicia que creó Mattel a principios de los años 80 de la que en 2012 se celebra el 30º aniversario de la comercialización de las primeras figuras de la saga. A lo largo de la década, la compañía lanzó varias tandas de figuras: nuevos personajes que apoyaban a los guerreros heroicos y a las fuerzas del mal, lideradas por los carismáticos He-Man y Skeletor. Aparecieron también nuevos bandos en la liza, así como vehículos, criaturas y escenarios.

En esencia, los muñecos de los MOTU tenían 5 puntos de articulación: cabeza, brazos y piernas. A eso hay que añadir la cintura, que volvía a su posición original cuando soltábamos la figura . En las sucesivas olas, se diseñaron nuevos moldes para la creación de figuras. La combinación de los diferentes modelos de torso, piernas y brazos dio lugar a un buen puñado de figuras diferentes.

Los nuevos personajes, además de tener un diseño más cuidado, incorporaban diferentes habilidades. Muchos incluían algún tipo de pieza diseñada en exclusiva para la figura en cuestión. En comparación, los diseños de los protagonistas de la saga se quedaban anticuados y resultaban muy básicos. Por esa razón, He-Man y Skeletor tuvieron una serie de variantes para así estar a la altura de guerreros cada vez más poderosos.

A lo largo de este artículo vamos a repasar las variantes que surgieron en los años 80, la franquicia clásica de juguetes. Hubo otra franquicia en los 90 y un par de revivals de los juguetes clásicos en los años 2000, además de cómics, series de animación, una película de acción real protagonizada por Dolph Lundgren, etcétera. Ya que Mattel lanzó varias tandas de juguetes relacionados con los MOTU a lo largo de esos años, en cada variante se indica en a qué tanda pertenecían y el año de lanzamiento en Estados Unidos (la llegada a España u otros países puede variar).

HE-MAN Y SKELETOR ORIGINALES. Serie 1 (1982)

Los líderes de los Guerreros Heróicos y las Fuerzas del Mal respectivamente. Como figuras de la 1ª ola de los MOTU, He-Man y Skeletor estaban realizados a partir de los primeros moldes y no tenían ninguna habilidad especial, salvo el giro de cintura. La cabeza de ambos, como era habitual en las figuras de MOTU, era de plástico blando.

He-Man venía con un total de tres armas: hacha, escudo, y espada de poder. Skeletor contaba con un báculo, elemento distintivo en él, y otra espada de poder. Sendas espadas estaban diseñadas para encajar y formar una sola arma. Las corazas con las que venían provistos eran de plástico blanco y se podían quitar de la figura como cualquier accesorio.

HE-MAN Y SKELETOR ARMADURA DE COMBATE. Serie 3 (1984)

La primera variante era la misma para los dos guerreros, y consistía en una coraza de torso completo que se “dañaba” con cada impacto. El efecto se conseguía con una pieza giratoria que ocupaba la parte central del pecho que tenía tres posiciones: normal, dañado y muy dañado. Esto permitía simular los efectos de los golpes durante el combate. En parte como justificación, los anuncios de estas figuras afirmaban que las armaduras tenían la capacidad de autorrepararse.

La coraza formaba parte integral del muñeco, ya que era el propio molde del pecho, y la pieza central no podía retirarse. El mayor inconveniente de esta variante era que con el uso la pieza giratoria acababa por atascarse o quedarse enganchada a medio camino entre dos posiciones.

PRÍNCIPE ADAM. Serie 3 (1984)

El concepto inicial de los MOTU desarrollado por Mattel describía a He-Man como un bárbaro errante perteneciente de Eternia (la similitud entre He-Man y el personaje de Conan el Bárbaro es bastante llamativa, hasta el punto de que Conan Properties demandó a Mattel por infracción del copyright, ya que la franquicia de muñecos salió a la venta el mismo año en que se estrenó la película protagonizada por Arnold Schwarzenegger, si bien Mattel ganó el juicio). Fue en la serie de animación producida por Filmation para promocionar la franquicia donde se desarrolló la trama del Príncipe Adam como identidad secreta de He-Man, cambiando por completo el trasfondo del personaje y volviéndolo más infantil.

La figura del Príncipe Adam era una variante exclusivamente del personaje de He-Man, y en este caso Skeletor no tiene ninguna contrapartida como en el resto de ejemplos que aparecen en este artículo.

Esta variante no tenía ninguna habilidad especial y era una réplica exacta del molde de He-Man pintada de forma diferente. El chaleco era un accesorio de quita y pon, e incluía una espada de poder de color fucsia. La estética del conjunto es cuestionable, como se ve. Se trata, quizá, de la variante más prescindible, que tendría mejor acogida entre los actuales coleccionistas que entre los niños que jugaban con los muñecos de la franquicia.

HE-MAN PUÑO DE TRUENO Y DRAGON SKELETOR. Serie 4 (1985)

Ésta es la variante donde He-Man y Skeletor presentan más diferencias entre sí. Por un lado, He-Man puño de trueno incorporaba en la espalda una mochila, dentro de la cual se acoplaba una rueda de pistones. Al mover el brazo derecho y soltarlo, volvía a su posición original (de forma parecida a la de las figuras de Fisto y Jitsu), pero con la diferencia de que el mecanismo hacía explotar uno de los pistones.

He-Man puño de trueno tenía la curiosidad de que era la única figura del personaje que tenía el puño totalmente cerrado y por lo tanto podía simular un puñetazo de forma convincente. Por contra, eso le impedía llevar dos armas a la vez, de ahí que el escudo que traía pudiera acoplarse a la espada. Por otra parte, estaba el asunto de los pistones. Mattel vendía recambios, al menos en EE.UU., aunque desconozco si se vendían en otros países, o si se podrían usar otros recambios diferentes a los que comercializaba la juguetera.

En cuanto a Dragon Skeletor, la figura en sí no tenía ningún mecanismo específico, sino que incluía una coraza en cuya espalda había un dragón. Por razones obvias, este dragón no escupía fuego. En su lugar, se trataba de un pulverizador de agua, lo que no deja de ser paradójico.

Esta variante de Skeletor podría ser una de las menos atractivas, ya que no ofrecía ninguna habilidad especial, sino que se limitaba a un accesorio que podía ponerse en cualquier otro personaje. Además, ya existía una figura que escupía agua, Kobra-Khan, que además era del bando de Skeletor.

HE-MAN PUÑO BOLEADOR Y SKELETOR GARRA DIABÓLICA. Serie 5 (1986)

Las habilidades de estas variantes de He-Man y Skeletor se basaban en el mismo mecanismo, aunque a diferencia de las armaduras de combate, cada personaje tenía una presentación distinta, dando la sensación de que se trataba de dos figuras bien diferentes. En ambos casos, al girar la cintura del muñeco, sus brazos subían y bajaban alternativamente. Lo que variaban eran los accesorios. He-Man puño boleador incorporaba una maza y escudo con piezas móviles que resaltaban mucho el movimiento de brazos al accionar la figura. Skeletor garra diabólica llevaba dos garras de gran tamaño, por lo que su efecto no era tan espectacular como el del guerrero heroico.

Para algunos, esta variante indicaba síntomas de agotamiento de la franquicia, pues se buscaba una espectacularidad muy acusada. Hay que tener en cuenta que tras la aparición de una tercera facción en liza con la 4ª tanda de figuras, la Horda del Terror, en la 5ª tanda añadieron un nuevo bando, los Hombres Serpiente. Esto evidencia que se buscaba regenerar un poco la saga después de años de luchas entre el bien y el mal.

HE-MAN ESPADA LUMINOSA Y SKELETOR OJOS DE FUEGO. Serie 7 (1988)

Tras cinco años bastante exitosos, la franquicia estaba definitivamente agotada. Ni siquiera la película de acción real, protagonizada por Dolph Lundgren y Frank Langella (con una joven Courtney Cox en uno de los papeles secundarios) que se estrenó en 1987 pudo hacer nada por reflotar las ventas de los MOTU. La 6ª tanda, lanzada ese año, incluía varios de los personajes que se habían creado para la película, como Gwyldor (el equivalente de Orco en el film) o los guerreros malvados Blaster y Saurod entre otros.

La última variante de He-Man y Skeletor, llamadas He-Man espada luminosa y Skeletor ojos de fuego, aparecieron un año después, y son las únicas figuras de la 7ª tanda, para la que no hubo vehículos ni escenarios como para las anteriores. La habilidad especial de los dos muñecos era que sus armas respectivas (la espada de He-Man y el báculo de Skeletor) se iluminaba gracias a un sencillo circuito eléctrico, y en el caso de Skeletor, sus ojos también brillaban. Para ello era necesario una pila que se ocultaba en la espalda de la figura.

Mattel hizo un notable esfuerzo por reflotar la franquicia. Los moldes de estas figuras eran totalmente distinto, como se puede apreciar en la imagen. Las piernas de He-Man espada luminosa están mucho más rectas que en las otras variantes, y el nivel de detalle en Skeletor ojos de fuego es destacable. A pesar de eso, la franquicia estaba agotada y Mattel estaba al borde de la bancarrota. Además, la saga había evolucionado del género de espada y brujería a la ciencia ficción, a lo que había ayudado mucho la estética de la película. Esta última variante era la culminación de esa evolución, ya demasiado lejos del concepto original.

En 1989, Mattel sacó a la venta nueva línea de juguetes bajo el nombre de He-Man (aquí también conocidos como Nuevos Masters del Universo), plenamente orientados a un estilo futurista y un contexto de ciencia ficción y tecnología. Esta nueva franquicia, de corta vida, contó con su propia serie de animación, en esta ocasión producida por DiC entertaiment.

Más tarde hubo un par de revivals de la saga original.

En conclusión, Mattel destacó por la innovación y la calidad en sus figuras de acción. Los Masters del Universo fueron auténticos referentes para una generación, y durante unos años supusieron una dura competencia para otras marcas.

Click to share thisClick to share this